29/09/2016

La película

A los veintiún años del accidente, en 1993, se realizó la película “VIVEN”, basada en el libro de Piers Paul Read y dirigida por Frank Marshall.
La producción estuvo a cargo de los estudios “Disney” y “Paramount” y fue filmada en Canadá, en tres lugares diferentes: en una montaña a 2.500 metros de altura (para lo cual la producción estableció un campamento), en un valle al pie de la montaña en la estación de esquí Panorama y en un set de Vancouver, donde se ambientan las escenas de interiores. Tres aviones Fairchild iguales a los del accidente fueron adquiridos para el rodaje.

El film es fiel a los nombres de los protagonistas y también a las referencias sobre el Uruguay, para lo cual la producción mandó a buscar productos uruguayos como cajas de cigarrillos, chocolates, vinos y licores argentinos y otros artículos de la época.
Varios de los sobrevivientes viajaron al set de filmación para presenciar el rodaje de la película y supervisar la filmación para que resultase lo más realista posible.

Si bien los productores no pudieron mostrar todas las escenas que relata el libro, sí muestran las de mayor efecto cinematográfico. Los productores trataron de documentar las vivencias de los supervivientes, pero no consiguieron lograr que todos ellos quedaran satisfechos con la película, debido a la adaptación del libro de Piers Paul Read, realizada por John Patrick Shanley.

Paralelamente a la grabación, se filmó un documental llamado “Alive- 20 years later” en donde los sobrevivientes fueron entrevistados en Uruguay y Canadá para contar su historia. En este video se puede ver el “making” de la película “Alive” y a los verdaderos sobrevivientes mezclados con sus protagonistas en las cercanías del fuselaje del Fairchild usado en la película.
FOTO viven_video

El papel de Eduardo Strauch fue protagonizado por el actor Gian DiDonna, con quien Eduardo cultivó una gran amistad y en 2003, Gian lo distinguió eligiéndolo padrino de su boda, que tuvo lugar en Nueva York.

COSAS DE HOLLYWOOD
En la película VIVEN, Fernando Parrado (protagonizado por el actor Ethan Hawke) antes de iniciar la primera expedición, le entrega a Eduardo Strauch (protagonizado por Gian Di Donna), un zapatito de niño, como símbolo de la esperanza de que el grupo volverá a reencontrarse y consecuentemente, volverán a reunir los zapatitos (que Parrado había comprado en Mendoza para regalarle a un sobrino).
En esta escena, como en tantas otras, las adaptaciones cinematográficas se apartan de la realidad. El que recibió el zapatito fue Carlos Páez.